Coworking vs. Oficina Tradicional

Con esta comparación del coworking con la oficina tradicional conocerás las ventajas e inconvenientes de cada uno.

De esta manera sabrás que opción se adapta mejor a tus necesidades y las de tu negocio.

¡Descúbrelas!

¿Coworking u oficina privada?

Coworking vs. Oficina tradicional

Durante el proceso de elegir entre un coworking y una oficina tradicional, el factor más importante es seleccionar lo que se adapta mejor a tu empresa tanto en el presente como para el futuro.

Es fundamental pararte a pensar dónde te encuentras ahora, cuáles son tus objetivos comerciales a corto y largo plazo, cuántos empleados tienes y cuantos necesitaras más adelante, tu presupuesto y tu nicho de mercado.

Piensa también en el mensaje que quieres transmitir a través de la imagen de tu marca y compañía. Esto te ayudará a ver qué tipo de oficina mostrará mejor ese mensaje.

Elegir el centro de operaciones adecuado a las necesidades de un negocio puede ser un proceso agotador, con numerosos factores a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión. A continuación encontrarás los principales pros y contras de un coworking y de una oficina privada. ¡Esperamos que te sirvan de ayuda!

Pros de alquilar un coworking 👍

Los espacios de coworking son la mejor opción para empresas en etapa inicial que buscan flexibilidad, oportunidades de colaboración, plazos de alquiler más cortos y sitios listos para entrar.

Trabajar junto a otros empresarios puede ayudarte a construir relaciones profesionales que aumenten la exposición de tu negocio y hacer que surjan nuevas oportunidades.

En un coworking tienes acceso a un espacio de oficina totalmente acondicionado para empezar a trabajar desde el primer día, con servicios básicos y costes de mantenimiento incluidos.

Para equipos pequeños este tipo de oficinas son más rentable que alquilar un espacio propio. En ellos tienes la opción de firmar un plazo de alquiler por menos tiempo, por si tienes dudas de cómo evolucionará tu negocio.

Contras de alquilar un coworking 👎

Los centros de coworking no suelen estar diseñados para albergar equipos grandes. Por lo que si tu empresa crece muy rápido o tienes pensado ampliar la plantilla a corto plazo, sería mejor optar por una oficina tradicional. En ella podrás instalar más empleados a medida que tu negocio evolucione.

Si te preocupa excesivamente la privacidad de tu empresa quizás un coworking no es el mejor lugar para desarrollar tu negocio. En un espacio compartido estarás habitualmente en contacto con personas de otras organizaciones que incluso pueden ser competencia tuya.

Otro inconveniente de los coworking es que no puedes personalizar tu espacio de trabajo, lo que no te permite crear una imagen de marca en tu oficina.

Pros de alquilar una oficina tradicional 👍

Tener tu propia oficina ayuda a reforzar tu cultura corporativa ya que te permite reflejar mejor tu marca. Puedes diseñar tu espacio de acuerdo a la imagen y los valores de tu empresa.

Alquilar una oficina puede indicar a tus clientes que tu negocio es estable y que está comprometido a lograr el éxito a largo plazo. Para los empleados, da una sensación de estructura y seguridad laboral.

Debido a que no compartes el espacio, es más fácil programar reuniones. También tendrás más privacidad para tratar asuntos confidenciales con tus empleados y clientes.

Contras de alquilar una oficina tradicional 👎

El prestigio y una buena imagen de empresa tienen un precio, ya que alquilar tu propia oficina puede ser bastante costoso. Especialmente porque tendrás que pagar los servicios básicos, el mantenimiento y quizás también acondicionarla.

Los espacios de oficinas tradicionales ofrecen menos flexibilidad en sus alquileres, ya que los plazos de alquiler suelen ser más largos.

Para algunas personas entrar a la oficina y ver a las mismas personas todos los días puede convertirse en una rutina monótona y poco motivadora.

En una oficina privada necesitaras dedicar tiempo a administrarla o incluso contratar a alguien para que se encargue de ello.

Las oportunidades de establecer contactos profesionales y realizar colaboraciones en un espacio propio serán menores, al no estar trabajando en proximidad con otras empresas.

Conclusión

Ahora ya conoces los principales pros y contras de alquilar un espacio de coworking y una oficina tradicional.

Se trata de que selecciones las ventajas que más beneficiarían a tu negocio y los inconvenientes que más le podrían perjudicar.

Con esa selección tendrás una visión general de cual podría ser la opción más adecuada para ti. ¡Suerte!

¿Te ha parecido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Puntuación: / 5. Votos:

Hasta ahora... no hay votos. ¡Puntúalo!